¿Y SI MEJOR LES DAMOS UN LIBRO?

En esta época en la que vivimos, donde tenemos al alcance la tecnología, y es tan fácil oprimir un botón o deslizar una pantalla y obtener la información que buscamos, lamentablemente los libros están perdiendo poder. Es más sencillo tan solo preguntarle al buscador el tema de interés y en menos de un segundo ya te está arrojando infinidad de datos. A pesar de esta facilidad, hay que saber seleccionar, ya que toda la información que hay en la red no es confiable ni veraz, ni mucho menos científica. Por lo tanto, los libros siguen siendo la fuente máxima que no solo te brinda información, sino que te abre un mundo diferente e infinidad de posibilidades que desconocías, por tal motivo, es muy importante fomentarles la lectura a tus hijos.


Para bien o para mal, esta es la era que les tocó a nuestros hijos. Es común ver a lo niños con una tablet, celular o videojuego ya sea en el restaurante, en las salas de espera, en el auto o en cualquier otro lugar. Pero, ¿por qué no darles mejor un libro?. Cuando son muy pequeños y aún no saben leer, se les pueden dar libros solo con imágenes, de texturas y que sean muy llamativos. En la etapa preescolar, les gustan mucho los libros de actividades los cuales ayudan a su motricidad fina (colorear, hacer bolitas y rayitas) y si aun no saben leer, libros con imágenes y poco texto con palabras sencillas son ideales. Cuando los niños ya saben leer, empezarles a dar libros con más texto o con pequeñas historias, aun con imágenes pues en esa edad aun siguen siendo muy visuales, y a su vez los libros que contengan muchas actividades como de dibujo, sopa de letras, crucigramas y estampas les gustan mucho. Para niños de primaria baja, es conveniente ponerles a su alcance libros ya con historias más extensas, por ejemplo, narraciones tipo diario, las imágenes les siguen atrayendo mucho, y también los libros de actividades como papiroflexia y retos son de los más escogidos. En esta edad, les gusta mucho escribir y dibujar, darles un diario para incitarles igual la escritura es fabuloso, de hecho ellos pueden ya empezar a escribir su propio diario. También, si se les facilita o empiezan a entender en inglés, brindarles libros igual de narrativa tipo diario pero en dicho idioma, son ideales para seguir fortaleciendo el idioma así como la ortografía y vocabulario. Para niños de primaria alta, las imágenes ya no deben ser tan llamativas, de hecho, pueden ser ya libros con mínimas imágenes o imágenes en blanco y negro. En esta edad, los niños ya pueden leer historias largas casi como las que un adulto podría leer, por ejemplo los libros que tienen varios volúmenes les atraen mucho. Así como seguir fomentando la lectura en inglés, intentar que el vocabulario sea más difícil, pero tomando en cuenta que el tipo de lectura no sea demasiado elevada, pues siguen siendo niños y les puede llegar a aburrir y abandonar la lectura de dicho libro.




En el caso de mis hijos, que como saben, ambos van en primaria baja, en su escuela les promueven mucho la lectura. Siendo honesta, en casa mi esposo y yo no somos muy lectores, por lo tanto, no predicamos con el ejemplo, sin embargo, por herencia de su abuelo y tía materna y en el colegio le han fomentado el amor a la lectura. Les intentamos comprar los libros que ellos eligen, y procuramos de vez en cuando llevarlos a librerías que tengan amplio material infantil, a que ellos mismos seleccionen con asesoría nuestra, parecen niños en juguetería. Por experiencia propia, les podría recomendar editoriales y libros para las diferentes edades que les han encantado a mis hijos desde que eran muy pequeños hasta los que están leyendo actualmente, prometo escribir otro artículo haciéndoles dichas recomendaciones.


No está mal de vez en cuando darles a los niños la tableta o el celular, o dejarlos ver la tele y jugar con video juegos un rato. Solo hay que limitar estos dispositivos, no dárselos para calmar un berrinche o para que no se aburran (de hecho es bueno que se aburran porque se promueve su creatividad). Ellos no tienen la culpa de haber nacido en una época digital, nuestra tarea es poner límites claros y balancear. Te recomiendo que siempre pongas a su alcance variedad de libros y que tu hijo los escoja con tu apoyo. Recuerda que los libros no nada más incitan la lectura, sino que fomentan su imaginación y aprendizaje.


Escrito por: Gabriela García (Mamá de 2, Psicóloga, Educadora Perinatal-Doula y Asesora en Lactancia)


7 vistas

©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now