¡VIVO CERCA Y LLEGO TARDE!



No todo es dulzura cuando se vive cerca del colegio de los niños. Como madre pensamos que la escuela ideal es la que está cerca de nuestra casa. Pero no siempre es así, es muy cómoda la cercanía, sin embargo, esa cercanía a veces hace que nos confiemos y lleguemos tarde!!!! Sí, así como lo escuchas, no sé si es una ley o qué, pero en mi experiencia, desde que vivo a 5 minutos en coche de la escuela de mis hijos, casi siempre llegamos corriendo cuando la puerta está a punto de cerrarse.


Digo que la escuela ideal no es la que está más cerca de tu casa en el aspecto de la puntualidad, posteriormente en otro artículo hablaré más a fondo de la escuela ideal. Por el momento, me enfocaré a hablarles en base a mi experiencia como mamá, sobre esta desventaja de vivir cerca. Cuando vivíamos a media hora del colegio, éramos de los más puntuales. A veces, cuando teníamos suerte y encontrábamos poco tránsito, casi casi llegábamos a abrir la escuela. Esperábamos afuera pacientemente a que el policía abriera y las maestras estuvieran listas para recibir a los niños. Antes de salir de la casa, yo me la vivía apure y apure a mis hijos para salir (y la verdad se apuraban más) pues ellos ya sabían que nos esperaba un camino medio largo. Íbamos cantando, platicando, hasta jugando. Ese lapso en el coche igual nos servía para ir practicando las tablas con canciones muy animadas. Como desde muy pequeños (3 años mi niño y 5 mi niña) van al mismo colegio de ahora, ya era rutina levantarlos a las 6 de la mañana o antes. Y yo, procuraba dormirlos a las 7 de la noche aproximadamente para que por lo menos descansaran 11 horas seguidas y despertaran frescos. En las mañanas hacíamos lo mismo que hacemos ahora, pero ¿ahora por qué llegamos al ras?


Un análisis minucioso que he estado haciendo los últimos días puede responder mi pregunta. Ahora, de igual forma mis hijos se levantan a las 6am (a veces) hay días que hasta las 6:30, ahí ya perdimos media hora en la mañana. No sé si porque ya son más grandes, ya no se duermen tan temprano como antes o porque ellos al sentirse cerca, igual hacen concha. Yo los acuesto ahora a las 8, sin embargo hay veces que se terminan durmiendo hasta las 9 (principalmente mi niña de 8 años). Sabemos que cuando los niños son más grandes, van requiriendo menos horas de sueño, pero entonces ¿por qué a veces se despierta a las 6:30?. Hago el lunch en lo que ellos desayunan, se visten y se lavan los dientes, yo los peino y pongo bloquedor. Me pongo lo primero que encuentro y salimos corriendo. Por la cercanía la verdad el tránsito es mínimo, pero terminamos saliendo a veces hasta 3 minutos antes de la hora de entrada. Por suerte, nuestra escuela no es de las que cierran la puerta y ya no dejan entrar a un niño más. Mi esposo dice que la regla es general, entre más cerca viva uno del trabajo, la escuela o lo que sea, nos confiamos y salimos más tarde.


¿Será que ahora hago todo con más calma?. ¿Será que ha cambiado nuestra rutina matutina?. ¿Será que nos confiamos?. ¿Será que todavía no nos adaptamos a nuestra nueva casa?. No sé, el chiste es que tenemos que cambiar algo en nuestra rutina mañanera para regresar a ser puntuales. La puntualidad es un valor que se aprende en casa y no me encanta que mis hijos vean normal llegar “tarde” a la escuela. ¿A ustedes cómo les va en las mañanas?. ¿Suelen llegar a tiempo a la escuela o son como yo?. ¿Viven cerca o lejos del colegio?. ¿A las que viven cerca, les pasa lo que a mi?…


Escrito por: Gabriela García (Mamá de 2, Psicóloga, Educadora Perinatal-Doula y Asesora en Lactancia)



©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now