SEXUALIDAD EN EL EMBARAZO Y POSTPARTO (3ra parte)



En esta última parte del tema de sexualidad continuaremos con lo que inhibe y favorece las relaciones sexuales en el tercer trimestre de embarazo. Y también hablaré de lo que sucede con tu sexualidad en el postparto.


Otro aspecto importante que puede inhibir las relaciones sexuales en el tercer trimestre es el miedo a que el bebé nazca prematuro. Se tiene la falsa idea de que las hormonas del semen (específicamente las prostanglandinas) pueden desencadenar el trabajo de parto, y surge el miedo de que si el bebé aún no está a término pueda nacer prematuro. La verdad es que esta idea es errónea y no tiene base científica. Sabemos que lo que desencadena el trabajo de parto son entre otras cosas, las hormonas y una de ellas son las prostangladinas. Lo correcto es que las prostanglandinas que contiene el semen, son de otro tipo de las prostanglandinas que desencadenan el trabajo de parto. Entonces no hay que tener miedo, de hecho, se pueden mantener relaciones sexuales hasta el ultimo día previo al nacimiento del bebé, siempre y cuando las membranas estén intactas. En caso de que ya hayas roto membranas, esto lo puedes saber cuando de tu vagina arrojas cantidad abundante de agua que es el líquido amniótico (mas o menos es la cantidad de líquido como si te hicieras pipí, pero esta agua es clara) corres el riesgo de adquirir alguna infección si tienes relaciones sexuales. Por tal motivo, a la primera sospecha de haber roto membranas, asistir con tu médico para confirmar, de ser así, el trabajo de parto ya ha comenzado.


Lo que favorece las relaciones sexuales en el tercer trimestre es que es posible tenerlas hasta el último día del embarazo pues creará una mayor unión emocional y espiritual cuando inicie el trabajo de parto. Esta unión que generes con tu pareja, puede contribuir positivamente a vivir un trabajo de parto tranquilo. Recuerda que en el trabajo de parto necesitamos oxitocina (la hormona del amor) la cual igual se produce al tener relaciones sexuales y esta no se produce si está presente la adrenalina (la cual solo necesitamos en el expulsivo, mas no en todo el trabajo de parto).




Por último, la sexualidad en el postparto. Lo que inhibe las relaciones sexuales es que la madre esté muy cansada. La nueva rutina por la llegada del nuevo integrante a la familia propicia que principalmente la madre tenga cansancio. Después del parto, el cuerpo de la mujer necesita recuperarse, ya sea que haya sido parto natural o cesárea, la energía invertida en ello, provoca en la madre agotamiento. Y además estar al cuidado del recién nacido las 24 hrs del día con la lactancia y con los cuidados que requiere un bebé, es demandante. A esto se suma si hay un hermanito mayor que de igual forma requiere un cuidado. Por todo esto, la madre está enfocada en su maternidad y en el cuidado del bebé, por lo que a veces prefiere ocupar su “tiempo libre” en dormir y descansar. Este cansancio suele prolongarse no únicamente durante la cuarentena, sino hasta varios meses después en donde la rutina con el bebé ya esté establecida.


Otro aspecto importante que inhibe las relaciones sexuales en el postparto es que la prolactina de la madre sube y los estrógenos descienden provocando que el deseo sexual desaparezca y las paredes vaginales se resequen y adelgacen. En el postparto lo que sucede es que bajan los niveles hormonales que tenías en la embarazo, provocando que ciertas hormonas “desaparezcan” para darle lugar a la llegada de otras, como por ejemplo la prolactina que es la encargada de la producción de leche materna. Es normal que si tocas los pechos salga leche, y esto puede ser incómodo para la mujer. También puede haber sangrado quizás por la episiotomía o desgarro o por la cicatriz de la cirugía, de igual forma provocando que el deseo sexual disminuya. En el postparto se necesita mucha paciencia de los padres, para adaptarse a su nueva vida, así como para retomar su vida sexual.



Escrito por: Gabriela García (Mamá de 2, Psicóloga, Educadora Perinatal-Doula y Asesora en Lactancia)




©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now