¿QUÉ ES EL APEGO INMEDIATO?

El apego inmediato es colocar al bebé inmediatamente después del nacimiento, en el pecho desnudo de su madre. Esta forma de apego favorece el contacto piel con piel, lo que a su vez, es una forma natural de que el recién nacido regule su temperatura y sus niveles de ansiedad y estabilice su frecuencia cardiaca. El término apego inmediato va de la mano con la llamada hora dorada, que es el momento donde tras el parto, madre y bebé se encuentran, y que también, se debe favorecer el contacto piel con piel. Es un momento sagrado que no se debe interrumpir por nada ni por nadie a menos que la vida de alguno de ellos esté en peligro.


Además, un beneficio muy importante del apego inmediato es el inicio de la lactancia, ya que al colocar al bebé boca abajo en el pecho desnudo de su madre, poco a poco irá reptando hacia los senos con movimientos de flexión y extensión de sus piernas y movimientos de braceo, encontrará por el color y olor el pezón y areola de su madre, y después de varios intentos, comenzará a succionar. La succión da lugar a un aumento en la secreción de oxitocina, la hormona del amor y del comportamiento maternal, lo que contribuye al acceso de amor hacia el bebé. Y la madre, con su coctel hormonal del amor, como lo llama Michel Odent (principalmente de oxitocina y endorfinas también secretadas gracias al trabajo de parto) establecerá el vínculo afectivo con su bebé.


El bebé humano nace con el 25% del desarrollo del cerebro adulto, por lo tanto, somos el mamífero más frágil e indefenso de la naturaleza, el ser que más depende de la madre y el padre para sobrevivir, desarrollarse y aprender a ser adulto. Por tales razones, debido a las habilidades con las que nace el bebé humano, es imprescindible que se establezca el vínculo madre-hijo lo que facilitará la supervivencia y la futura relación de apego con los padres. El bebé humano necesita sentirse protegido, caliente y alimentado, por esto necesitan estar pegados a su madre día y noche, quien los satisface de estas necesidades básicas.


Es primordial darle la oportunidad tanto a la madre como al bebé después del parto de tener este contacto precoz, porque será una continuidad. El bebé, en el útero, viene de un ambiente térmico en donde escuchaba el latido de corazón y la voz de su madre. Por lo tanto, darle esa continuidad le generará además de lo antes mencionado, la seguridad y apego que necesita al nacer. Sin embargo, si por cualquier motivo el bebé ha tenido que ser separado inmediatamente de su madre, pueden establecer posteriormente el vínculo madre-hijo, esto se logrará colocando al bebé piel con piel en el pecho desnudo, la madre segregará oxitocina y el bebé pronto agarrará el pecho, cada vez durante los primeros meses tanto con la madre como con el padre.


Es muy importante como futuros padres rodearse de personal de salud que sean afines al nacimiento respetado. Tanto el ginecólogo como el pediatra deben tener esta ideología para que el apego inmediato,y si es posible, la hora dorada, se lleven a cabo.


Escrito por: Gabriela García (Mamá de 2, Psicóloga, Educadora Perinatal-Doula y Asesora en Lactancia)




©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now