¿QUÉ SUCEDE CON MI CUERPO Y EMOCIONES EN EL POSTPARTO?


El puerperio o postparto es una etapa de recuperación después del parto o cesárea, en el cual el organismo materno regresa al estado normal que tenía antes del embarazo. Antes del embarazo tu útero era del tamaño de una pera, y en las últimas semanas ya era del tamaño de una sandía. Por lo que no es algo tan sencillo y rápido que tu cuerpo nuevamente vuelva a ser lo que era antes, además tus órganos internos en el embarazo igual sufrieron un re acomodo para abrirle espacio a tu bebé.


En el postparto hay una involución de los órganos maternos a su estado anterior. También se recupera tu ciclo menstrual ovulatorio. Todos estos cambios que “sufrió” tu cuerpo para generar y hacer crecer una vida en él, necesitan tiempo para volverse a adaptar pero ahora ya sin el bebé a dentro. En el embarazo además de haber cambios físicos, también hubo cambios a nivel psicológico en donde las hormonas juegan un papel muy importante. Por lo tanto, toda la fisiología materna, requiere de una readaptación al igual que los aspectos psicológicos, emocionales, familiares y de pareja.


En el puerperio hay diferentes etapas: El puerperio inmediato, primeras 24 hrs después del parto, el puerperio mediato, desde el primer día hasta los 7 días posteriores al parto y el puerperio tardío, de la primera semana a 40 días después del parto.


En el puerperio inmediato seguirás en el hospital por lo que ahí tendrás la supervisión adecuada en caso de alguna molestia. En esta etapa del puerperio empieza el estado de la involución uterina, es decir, tu útero empieza a disminuir de tamaño. Comienzan los loquios, que son la pérdida de sangre como si fuera una menstruación, cuyo origen tiene una relación con la capa superficial del miometrio, del sitio donde estuvo inserta la placenta, es de la tonalidad de la sangre los primeros días, a partir del cuarto día se vuelven más claros y en menor cantidad. De inicio la salida de sangre es abundante con coloración viva, sin embargo, hay que revisar la cantidad y características de los loquios y reportar al médico cualquier anomalía. Se va a presentar la primera orina en forma espontánea (revisar sus características). Generalmente las madres no reportan molestias al orinar después de haber dado a luz, recuerda que el orificio por donde orinas es diferente al orificio vaginal por donde nació tu bebé. Las enfermeras te estarán monitoreando y revisando tus signos vitales, por ejemplo harán hincapié en la toma de presión. En el postparto inmediato se dará el inicio de la lactancia materna. Puede que la primera toma haya sido minutos posteriores al nacimiento, o algunas horas después ya en tu habitación, esto depende de las indicaciones del obstetra y pediatra. Por último, se empezará a fomentar el vínculo madre e hijo, por tal motivo la importancia que en el hospital se practique el alojamiento conjunto.


En el puerperio mediato iniciarás con la ambulación temprana. Debes tener mucho cuidado al dar tus primeros pasos especialmente si fue cesárea, antes de incorporarte se recomienda permanecer unos minutos sentada para evitar mareos. Si fue parto natural, la ambulación y la recuperación es más rápida. En cuestión de la dieta, en el hospital te darán la que el médico señale y ya estando en casa es recomendable tener una dieta saludable evitando grasas e irritantes. La ingesta de líquidos es muy importante para estar hidratada en la lactancia, es normal que tengas mucha sed. Además, en el puerperio mediato tendrás la primera evacuación intestinal. Muchas mamás se muestran nerviosas cuando esto sucede por la molestia que les pueda provocar. La bajada de la leche se dará entre el tercer a cuarto día postparto por lo que es primordial seguir promoviendo la lactancia.


En el puerperio tardío empieza la transformación de la glándula mamaria. La lactancia favorece la contractilidad uterina y contribuye a que disminuyan los loquios, si el fenómeno es muy molesto se les llama entuertos. Al finalizar esta etapa (cuarentena) se puede reiniciar la vida sexual, sin embargo, puede haber resequedad vaginal debido a los cambios hormonales, para solucionarlo se pueden usar lubricantes a base de agua. En este periodo la mujer se siente cansada, pero con un sentir dedicado al bebé.


Continuaré hablando de este tema en el siguiente artículo...




©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now