¿QUÉ QUIERO DE REGALO PARA EL DÍA DE LAS MADRES?


Este 10 de mayo quiero muchas cosas. Quiero poder disfrutar una comida caliente sin interrupciones, una noche completa de sueño profundo, poder ver mi serie favorita con unas palomitas y tomarme un largo baño caliente. Y que cuando me despierte (sin que me despierten unas vocecitas) encuentre la casa limpia y ordenada. ¿Es mucho pedir?. Esta vez la ropa, los zapatos, una bolsa, flores o alguna joya pasan a segundo término, aunque siendo honesta, también me encantaría pero de preferencia escoger mi obsequio yo misma. Ah! y por favor, en esta fecha no me regales algún electrodoméstico o artículo para el hogar.


En el día de las madres se generan muchas expectativas. Mucho tiene que ver con lo que la mercadotecnia nos genera. Las tiendas departamentales ofrecen cantidad de descuentos y ventas especiales. Nos bombardean con anuncios por todos lados en donde nos hacen creer que necesitamos comprar. Y sí, comprar es muy emocionante aunque para hacerlo no hay que esperar hasta este día. Parece como si fuera obligatorio comprar, hasta a veces solo compramos por comprar, porque el mismo medio nos lleva a hacerlo. Terminamos escogiendo lo que había, mas no lo que queríamos.


Un verdadero regalo es el tiempo que nos dedicamos a nosotras mismas. Sabemos que nuestros hijos son nuestro regalo más grande, que tengan salud es un tesoro, eso es un hecho. Sin embargo, las tareas diarias nos llegan a abrumar, el cansancio que conlleva cuidar a los niños es impresionante y además conjugarlo con el mantenimiento de la casa y el trabajo es desgastante física y mentalmente. Muchas madres, si les dieran a elegir, elegirían tener por lo menos un día de descanso dedicado a ellas mismas. Y no porque estén hartas, ni porque quieran huir, sino porque simplemente la maternidad es agotadora y demandante.


Para este mes de las madres, además, me gustaría compartir tiempo de calidad con mi familia. Comer en un lugar en donde nos atiendan y no sea yo la que los tenga que atender. Un lugar tranquilo en donde podamos verdaderamente platicar y dejar a un lado todos el celular. Un lugar en donde no sienta prisa porque atrás hay otras diez familias esperando para comer. Un lugar de preferencia con zona de niños, para que cuando se aburran de estar sentados, yo pueda seguir platicando contigo. Sé que es mucho pedir, más en este mes y aún mas en esta ciudad.


¡Un día de spa sería fabuloso!. Donde me den un masaje y por un momento me olvide de todo. Donde pueda leer ese libro que compré y que ni siquiera he podido terminar el prólogo. Donde me pongan esa mascarilla y salga con un cutis terso. Donde me limen mis pies secos de tanto caminar descalza. Donde pueda disfrutar ese baño de vapor y jacuzzi caliente.


Sé que es muy difícil, porque de verdad me cuesta demasiado alejarme de mi familia, pero también me gustaría poder realizar algún viaje. No a algún lugar lejano ni fuera del país, con salir de la ciudad unos días es suficiente. Mi salud mental me lo pide. Seguramente regresaría renovada. Si pudiera viajar con mi mejor amiga que es también mamá, ¡sería estupendo!.


Quiero este día ser yo la que elija qué hacer, qué comer y a donde ir. Y finalmente, quiero que siempre y no solo el día de las madres se valore y se respete mi maternidad.



©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now