LOS REGALOS QUE NO QUIERO QUE ME DEN

Sé que se acerca una fecha importante, una fecha que hay que celebrar, y quiero decirte qué es lo que no quiero que me regales. Siempre me da mucha alegría recibir obsequios, sea lo que sea, sin embargo, a veces recibo regalos (no siempre materiales) que no quiero que me den. No quiero que me etiquetes como mal agradecida, más bien te voy a orientar para que escojas algo útil y significativo para mí.


Hay cosas tan personales y únicas de cuidado personal que lo más probable desconozcas que uso. Por ejemplo, no quiero que me regales cosméticos. A menos que sepas cuál es exactamente el que uso y me gusta. Lo más probable es que desconozcas mi tono, mi color favorito de labial y sombras o el tipo de rímel. Hay tanta variedad y marcas muy lindas, sin embargo, ya he probado de muchas y solo hay una que me queda. Tampoco me regales un nuevo aroma de perfume. Si escoges alguna nueva esencia, puede que no se acople a mi piel o que me maree al olerlo. Pero si me preguntas de cuál uso o lo has visto en mi tocador, ¡me encantará que me lo repongas!. No me gustaría que me regales una crema facial. Tengo un tipo de piel que no todas las cremas me quedan. Si es super humectante se me verá la piel grasa, y si es muy ligera se me deshidratará la cara. No te mortifiques por escoger algo de lo antes mencionado, te aconsejo que no vayas a la sección de perfumería en las tiendas, a menos que yo vaya contigo.


Nunca me regales algún electrodoméstico o accesorio del hogar en una fecha importante. No es que no me gusten, al contrario, pero te lo acepto como un regalo espontáneo, sin motivo. Tampoco me gustaría que me regales un libro que sabes que jamás voy a leer. Si escoges un título que no va con mi personalidad no lo voy a leer y terminaré regalándolo. De preferencia no me regales ropa interior, si la vamos a escoger juntos, la amaría. Lo más seguro es que conozcas mi talla, pero puede que por el tipo de tela de algunas prendas, me apriete y sea incómoda. No me gustaría que me regales algún bolso o prenda de imitación. Prefiero algo auténtico y sin marca reconocida o hasta algo hecho por ti mismo. Unos lentes ya sea de sol o para ver también es mala opción, es un accesorio que me tengo que medir y escoger a la forma de mi cara. Sabes que amo los zapatos, pero ¡no vayas sin mí a comprarlos por favor!. Las hormas varían aunque sepas mi número, y la verdad es que me los tengo que probar para sentir su confort. Se verán muy bonitos en el mostrador pero no siempre se ven igual de lindos ya puestos.


Sé que a muchas mujeres les fascinan las flores. Aman que les regalen algún ramo de su flor favorita. Te soy sincera, a mi no me gusta que me regalen flores. Mi razón muy personal, es que solo van a adornar por un momento mi casa y después de pocos días se marchitarán. No me gusta verlas secas. Prefiero verlas lucir en los campos. Un tip, mejor regálame una maceta con una planta linda, la cuidaré y seguramente me durará mucho tiempo.


Esto te lo pediré con mucha seriedad. No me regales alguna mascota. Sabes que adoro a los gatos, sabes que quisiera adoptar uno, pero también sabes que no me he decidido aún y todavía no está en mis planes. Sabemos que la responsabilidad de cuidarlo es mucha. Los animales no son un objeto y prefiero planear y estar lista para recibir a un nuevo integrante en mi casa y en mi familia.


Y por último, por favor, no me regales preocupaciones…





©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now