CONSEJOS CLAVE PARA INICIAR UNA LACTANCIA CON ÉXITO


La lactancia es un tema que está lleno de mitos. Cada mamá tiene su propia experiencia (buena o mala) y cuando se es mamá primeriza, escuchar los relatos de cada madre, lo que hizo y dejó de hacer, lo que le funcionó y lo que no, puede llegar a abrumarte y hasta percibir la lactancia como algo negativo. A veces no es muy bueno que otra madre te platique su experiencia y más si no fue positiva. A continuación te enumeraré lo que en mi experiencia como asesora en lactancia y como madre, te servirá para que inicies con éxito tu lactancia.


1.- Alimentar a tu bebé a libre demanda. Quiere decir pegarte a tu bebé al pecho cada que él quiera, sin horarios. La lactancia no es compatible con el reloj. Los primeros días tu bebé seguramente va a querer estar pegado mucho tiempo a tu pecho, permíteselo, la leche materna además de nutrir físicamente, también lo nutre emocionalmente. Lo que necesita un recién nacido además del alimento, es sentirse cerca de su madre, sentir su calor, su olor, su latido de corazón, sentirse seguro, y esa seguridad solo se la puedes dar al amamantarlo.


2.- El primer mes no darle biberón ni chupón. Los bebés nacen con un reflejo de succión, saben succionar el pecho de su madre. Cuando se les ofrece biberón, lo que sucede es que se pueden confundir con el tipo de succión. Succionar el seno materno requiere un trabajo de muchos músculos maxilo faciales, de la lengua y del paladar. En el biberón la leche sale por goteo y los bebés requieren hacer el mínimo esfuerzo para obtenerla, a diferencia del pecho que necesitan “trabajar” para obtenerla. El riesgo de darles biberón desde que nacen, es que se confundan y lo prefieran por la facilidad de salida de la leche, y después ya no quieran pecho y sea más difícil volverles a “enseñar”.


3.- Que tu bebé esté contigo día y noche desde que nace. En el hospital, al nacimiento, se inicia la lactancia con el apego inmediato y el alojamiento conjunto (en otros artículos hablo a detalle de ambos). Cuando el bebé no necesita ningún cuidado especial en cunero, debe permanecer contigo en la misma habitación día y noche y posteriormente en casa debe suceder lo mismo. El colecho (igual en otro artículo lo explico a detalle) facilita y estimula la lactancia. Que tu bebé esté contigo en la misma habitación, ayuda a que lo vayas conociendo e identificando sus necesidades, por ejemplo, aprenderás a identificar cuando tiene hambre.


4.- Confiar en tu cuerpo y en tu capacidad innata como proveedora y cuidadora de tu bebé. En consulta me encuentro con mamás que me dicen que no tienen leche y que su bebé se queda con hambre. De hecho ese es el primer miedo al que se enfrentan las madres lactantes. Recuerda que aproximadamente los primeros tres días tienes calostro ( la primera leche) no es abundante porque el estómago de un recién nacido es del tamaño de una uva, así lo que tome de calostro será suficiente para su pequeña capacidad gástrica. Posteriormente viene la bajada (o subida) de la leche, en donde notarás un incremento notable de leche. Amamantar a tu bebé a libre demanda, hará que tu cuerpo produzca la leche que tu bebé necesita, es decir, entre más succión, más producción. Procura pegarte a tu bebé de 8-12 veces al día, revisa su succión y ponte atenta en escuchar y ver sus tragos. Revisa que esté orinando (orina clara) y evacuando (a partir del quinto día la popó es color mostaza). Esto garantizará que tu bebé está bien alimentado.


5.- No dudes en solicitar una asesoría en lactancia. Contar desde los primeros días con un apoyo profesional es indispensable para resolver tus dudas y revisar que la postura, el agarre y demás aspectos sean correctos. No te esperes a tener un problema para pedir apoyo. Los problemas más comunes de lactancia se pueden evitar teniendo el apoyo desde el principio. Recuerda, la lactancia no debe de doler, se debe de disfrutar.


Empodérate, tu puedes amamantar a tu bebé. Tu leche es un alimento vivo especialmente diseñado para él. Dale lo mejor de ti, dale tu leche materna.




©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now