ACEPTA LOS CAMBIOS DE TU CUERPO, HAY OTRO CORAZONCITO LATIENDO DENTRO DE TI

A veces no es tan fácil ver que tu cuerpo va cambiando día a día, tus piernas y caderas empiezan a ensancharse, ese vientre plano se comienza a abultar, tu cintura va desapareciendo poco a poco y que tu pecho ahora empieza a ser voluminoso. Verse al espejo y ver estos cambios diariamente puede ser un reto para muchas mujeres. Aceptarlo puede ser difícil, pues de repente esa ropa que tanto te gustaba ya no te queda y tus zapatos preferidos ahora ya te son incómodos. A pesar de todos estos cambios, nada ni nadie te quita la ilusión y alegría de convertirte en mamá.


El cuerpo de las mujeres es tan maravilloso que se va adaptando para mantener una vida dentro y que de ser microscópica, llega a a pesar al final 3kg aproximadamente. Lo primero que notarás es un aumento de peso (primer trimestre 1kg y 5 kg en los trimestres restantes) y además habrá un aumento en los depósitos grasos. Tal vez no te des cuenta pero tu corazón late más rápido, tus pulsaciones aumentan de 10-15 por minuto.


Tu útero crece aproximadamente 100 veces su peso y hay aumento de 500 a 1000 veces su contenido, el útero sin embarazo es del tamaño de una pera y en las últimas semanas será del tamaño de una sandía. Hay ablandamiento del cérvix o también llamado cuello del útero, su consistencia sin embarazo es como la del mentón y después del parto como la de la nariz, y el moco cervical se vuelve más espeso.


En relación a los ovarios y trompas de falopio, la función ovárica cesa y hay liberación de la hormona relaxina la cual afecta la memoria inmediata, ¡Es normal que en el embarazo olvides tus llaves de la casa al salir!. En la vagina, hay aumento de la vascularización y el ph cambia de 3.5 a 6 volviéndose más ácido.


En cuestión de la piel y pared abdominal, aparece la diástasis rectil (separación de los músculos rectos del abdomen), hay más pigmentación (aparece la línea morena en el vientre), puede aparecer cloasma (paño) y hay cambios vasculares cutáneos, tu piel se verá rozagante. Además pueden aparecer estrías pues tu piel se está estirando, en esta etapa debes de tener más cuidado, te recomiendo usar cremas especiales para embarazo, mantenerte siempre hidratada y comer saludable.


En relación a las mamas, hay hipersensibilidad, aumentan de tamaño, hay dilatación venosa, pigmentación del pezón, aumento de la areola y corpúsculos de Montgomery.


Con respecto al metabolismo, necesitarás el 20% más de proteína, en la segunda mitad y tercer trimestre necesitarás suplementos de calcio y también requerirás hierro (6-7mg por día).


También hay cambios músculo esqueléticos, como la lordosis que es el inclinamiento de la columna vertebral hacia atrás. Es común ver a las mujeres embarazadas inclinar el cuello hacia atrás para equilibrar el peso de la panza pues hay desviación del centro de gravedad.


En relación a los pulmones, tu diafragma se elevará 4cm, por eso sientes tan frecuente esa sensación de que te falta el aire, recuerda que tu sistema digestivo, para darle espacio a tu bebé, se re acomoda elevándose lo que hace que el diafragma se eleve. Puede que padezcas estreñimiento y hemorroides, las cuales se pueden tratar sin ningún problema con medicamentos sin afectar a tu bebé.


Lo que es más notorio en las mujeres embarazadas, son los cambios externos, sin embargo, dentro del cuerpo hay muchos más cambios lo cuales también se manifiestan en el estado de ánimo y emociones. Por ejemplo, hay mayor labilidad emocional, es normal que te vuelvas más sensible y sentimental y que las cosas que antes no te hacían llorar, ahora lo hagan. Quizás sentirás ansiedad y miedo por cómo será tu vida en un futuro, y como lo mencioné desde el principio, es normal que sientas preocupación por tu imagen corporal. Te recomiendo hacer ejercicio por lo menos 3 veces por semana, no necesitas inscribirte a un gimnasio sino lo deseas y si no estás acostumbrada a hacer ejercicio, pero es indispensable que camines 45 min al día. La yoga para embarazadas y la natación son excelentes para el trabajo de parto, te lo digo por experiencia propia.


¿Ahora entiendes por qué tu cuerpo está cambiando tanto? Porque para que lata otro corazoncito dentro de ti, son indispensables todos estos cambios. Recuerda que tu cuerpo es maravilloso, se va adaptando para mantener 2 corazones latiendo a la vez, acepta los cambios y agradece la dicha de ser mujer y madre.


Escrito por: Gabriela García (Mamá de 2, Psicóloga, Educadora Perinatal-Doula y Asesora en Lactancia)




©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now