A JUGAR JUEGOS DE MESA EN FAMILIA


Desde que los niños son pequeños, les gusta y te piden que juegues con ellos. A algunos les gusta crear sus propias historias y otros prefieren involucrarte en su juego. La verdad es que para la mayoría es más divertido cuando mamá, papá o hermanos juegan juntos.


El juego libre en los niños es indispensable para su desarrollo y creatividad, sin embargo, jugar juegos de mesa en familia es motivo de unión familiar, de aprendizaje y seguimiento de reglas, respeto de turnos, manejo de emociones, aprender a ser el ganador y el perdedor, psicomotricidad, paciencia, memoria, socialización, tolerancia a la frustración, comunicación, conocimiento (vocabulario, colores, números, letras) etcétera.


Actualmente existen infinidad de variedad de juegos de mesa para los más pequeñitos de la casa hasta para los más grandes. Un niño puede empezar a jugar un juego de mesa a partir de los dos años o antes, basta con que el niño muestre interés y será el momento para empezar a jugar. Primero es recomendable dejarlo que él solo explore el juego y las piezas, posteriormente es muy importante que le expliques las instrucciones, de inicio puede que no las siga al pie de la letra, pero conforme el juego sea más frecuente es probable que empiece a tener forma.


Juegos de mesa sencillos, con piezas grandes y que su duración no sea de más de diez minutos son los ideales para los más chicos. Por ejemplo, memorama de imágenes, pescar peces, apilar objetos, seguir un recorrido, construcción. Para los niños preescolares (3-6 años) hay más variedad. Es muy divertido jugar con niños de esta edad pues ya son capaces de respetar turnos y de seguir instrucciones. Aunque todavía están en el proceso de que quieren ganar todo el tiempo, jugar en familia les ayuda a entender que todos pueden ganar o perder y que lo importante es divertirse.


En esta categoría, hay más juegos para niños a partir de 5 años. Entre ellos se encuentran los juegos de destreza, lotería, memoria, que contengan letras, números y palabras, y que involucren la motricidad fina. A partir de 6 años en adelante (primaria), son juegos mucho más divertidos para toda la familia incluyendo a los padres. En esta etapa los niños generalmente ya saben leer y respetan muy bien los turnos, su motivación por ganar sigue a flor de piel, sin embargo, ya se puede realizar un juego que involucre a más participantes y entienden que ganará el que esté más concentrado y lleve a cabo la mejor estrategia. La tolerancia a la frustración y manejo de emociones sigue practicándose además de todas las habilidades mencionadas. En esta categoría entran los juegos de estrategia, los juegos a contratiempo son muy divertidos, juegos que involucren las matemáticas, resolución de problemas, de razonamiento lógico, juegos que involucren la paciencia son excepcionales, juegos de cartas, etcétera. En esta edad igual entra la categoría de juegos individuales de retos, es decir, juegos en los que el niño en sus ratos de espera o de aburrimiento pueda jugar solo.


Existen muchas versiones de juegos de mesa para viaje, estas son ideales para llevarlos en la mochila y jugar en donde sea. Es muy importante no forzar al niño a jugar. Para estimularlo, preferentemente dejar que él escoja el juego que más le agrade. Los juegos de mesa, por naturaleza, estimulan la competencia sana, así que tampoco es recomendable dar premios ni castigos por ganar o perder, es mejor reconocer el esfuerzo y dedicación tanto del que gana como del que pierde.


Recuerda que jugar en familia estimula muchas áreas de aprendizaje en los niños, a veces, para ellos no hay mejor plan que un fin de semana en casa jugando en familia. Ahora ya lo sabes y a jugar!!!




20 vistas

©2019 by Mejor Mujer, Mejor Mamá. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now